Mostrando artículos por etiqueta: Fisioterapia

Viernes, 22 Agosto 2014 15:39

PATOLOGÍA DEL CUIDADOR I: DOLOR CERVICAL

Seguramente todos, en algún momento de nuestra vida hayamos padecido dolor cervical, el problema viene cuando se cronifica y el dolor se padece de modo continuo.

Iniciamos el ciclo de patologías del cuidador con el dolor de cuello por ser el más común, ya que no solo se puede padecer por trasferir y movilizar a nuestros familiares, sino también por el estrés y la ansiedad que provoca el tener una persona a tu cargo.

Como siempre os recomendamos, ante los primeros síntomas debemos acudir al medico para que nos establezca el origen del dolor y la medicación adecuada si fuera necesario, nosotros os damos unas recomendaciones para relajar la musculatura que se encuentra tensa, pero siempre hay que estar bajo supervisión médica:

-          Ya que no podemos evitar el origen del dolor, provocado por el cuidado de nuestro familiar, intentaremos realizar nuestra tarea del modo más relajado posible, el estrés, la ansiedad y la angustia aumentan el tono muscular provocando más dolor.

-          La aplicación de calor superficial a nivel local durante 15 minutos, provoca la vascularizacion de la zona, disminuyendo el tono muscular y la sensación dolorosa.

-          Es recomendable la práctica de algún ejercicio suave, como caminar o natación, que no sólo nos ayudara a mantener un buen tono muscular, sino que nos sirve como vía de escape ante las situaciones estresantes.

-          El masaje en la zona dolorosa es de gran ayuda, a continuación, en nuestro video, os enseñamos la manera más sencilla y eficaz de realizarlo sin provocaros daño.

 

Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta centro de día de alzhéimer)

Publicado en Noticias de alzheimer

Como habíamos comentado la semana pasada un buen estiramiento de la espalda nos ayudara a prevenir las deformidades provocadas por la artrosis, así como nos ayudara a disminuir el dolor.

A continuación os explicamos una serie de ejercicios básicos para hacer diariamente:

EJERCICIO 1: De pie, sujetamos una barra con ambas manos, la elevamos intentando mantener la espalda lo más recta posible, descendemos lentamente hacia las rodillas y volvemos a nuestra posición inicial.

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 18 Julio 2014 11:01

ESPÓNDILOARTROSIS

Para terminar con nuestro ciclo de artrosis veremos la espóndiloartrosis o artrosis de la columna vertebral, llamamos así a la degeneración de las estructuras óseas articulares formadas por los discos intervertebrales y por las articulaciones posteriores. Esta degeneración del cartílago articular puede afectar a cualquier parte de la columna vertebral sea a nivel cervical, dorsal o lumbar.

Es un proceso natural del edad, en la juventud el núcleo pulposo del disco intervertebral es espeso y de consistencia gelatinosa, pero con la edad pierde hidratación y se vuelve mas quebradizo. A partir de los 40 años es normal que en radiografía se muestre algún signo de artrosis en algún nivel de la columna vertebral. En los ancianos es normal perder estatura por la aproximación de sus vértebras al perder grosor sus discos vertebrales, también es común la cifosis dorsal, no solo se pierde en altura sino que se deforma hacia delante.

Cuando la degeneración es severa o cuando aparece en temprana edad debido a la sobrecarga, ya no forma parte de la evolución natural sino de un desequilibrio que puede provocar dolor a medio o largo plazo. El dolor aparece con mayor frecuencia a nivel cervical o lumbar.  Además del dolor local, hay una limitación a los movimientos y rigidez muscular. Las personas con artrosis lumbar suele quejarse más al inicio del movimiento, ejemplo al levantarse de la cama o de la silla, y no tanto cuando caminan durante un rato. Cuando la artrosis es cervical, manifiestan un dolor en el cuello que irradia hacia los músculos trapecios, con rigidez de los músculos del cuello y movimientos limitados principalmente en rotación de la cabeza, incluso acompañados de crepitaciones.

Tratamiento

Como ya sabéis por los post anteriores una detección precoz del problema nos ayudara a frenar el desgate óseo. Acudir al médico para una confirmación radiológica y que establezca un protocolo de actuación es vital.

El siguiente paso es un buen programa de fisioterapia consistente en:

-        Termoterapia, el calor nos ayudara a mantener la musculatura relajada, además al usarlo al inicio de la sesión de fisioterapia nos servirá para aumentar el umbral del dolor y permitiéndonos un poco mas de flexibilidad a la hora de hacer los ejercicios

-        Masoterapia descontracturante ,elmantener la musculatura lo mas relajada posible no solo previene los dolores, sino que evitara la aparición de deformidades

-        Ejercicios de flexibilización de tronco,para evitar la rigidez que ocasiona la espóndiloartrosis

-        Electroterapia analgésica, en casos más avanzados de la artrosis vertebral la desaparición del disco intervertebral provoca compresiones e irritaciones nerviosas, por lo que la electroterapia puede ser una herramienta muy eficaz llegado el momento.

Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta centro de día de alzhéimer “Tierra de Barros”)

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 11 Julio 2014 11:27

ARTROSIS DE HOMBRO II. EJERCICIOS

 Como os comentábamos la semana pasada os vamos a explicar una serie de ejercicios buenos para la artrosis de hombro, aunque podremos realizarlos ante cualquier dolor de hombro, ya que mantienen la articulación flexible sin forzarla. Deberemos siempre respetar la regla del “no dolor”, evitando sobrepasar los límites dolorosos del hombro.

1) Ejercicios pendulares: de pie junto a una mesa, nos apoyamos en ella con la mano sana, nos inclinamos y dejando el brazo afecto relajado realizamos movimientos circulares en ambos sentidos.

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 04 Julio 2014 08:50

ARTROSIS DE HOMBRO

La artrosis de hombro es una de las más desconocidas dentro de las artrosis, quizás la menos tratada aun existiendo en la actualidad prótesis que logran una funcionalidad completa.

Afecta a personas mayores de 65 años, en especial al brazo dominante. Podemos englobar en la artrosis de hombro la que afecta a la articulación glenohumeral (formada por la cabeza del humero y la cavidad glenoidea de la escápula) y la que afecta a la articulación acromion clavicular (formada por la clavícula y el acromion de la escápula).

La causa más frecuente de la artrosis de hombro es la degeneración natural de la articulación por la edad o debido al traumatismo repetido sobre la articulación, muy frecuente en deportes de contacto o de levantamiento de pesas.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de hombro?

No todos los dolores de hombro manifiestan la presencia de artrosis, muchas son las causas que generan este dolor, tendinopatias, capsulitis, contracturas, hombro doloroso…

La artrosis de hombro produce dolor y limitación funcional en la articulación que empeora al cruzar el brazo hacia el lado opuesto y por la noche y se puede acompañar de una deformación en la articulación. Aun así necesitaremos un diagnostico radiológico para confirmar la presencia de artrosis.

Al no ser una articulación de carga se tolera mejor que la que afecta a la cadera o la rodilla. Puede asociarse o no a una rotura masiva del manguito rotador presentado entonces una artropatía degenerativa por insuficiencia del manguito rotador.

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 27 Junio 2014 10:05

ARTROSIS DE CADERA

La artrosis de cadera es relativamente frecuente, aunque no tanto como la artrosis de rodillas o de manos, en general, se da con frecuencia en mujeres mayores de 50 años, aunque traumatismos, actividades deportivas intensas, determinados trabajos que soporten una gran sobrecarga física, lesiones articulares previas, mal alineamiento articular, alteraciones del miembro contralateral o diferencia de longitud de las extremidades pueden lograr que se den casos más precoces.

La articulación de la cadera está formada por una superficie cóncava que es el acetábulo (que es una oquedad en el hueso de la pelvis) y otra convexa, la cabeza femoral (que pertenece al fémur), por ello la articulación tiene una gran movilidad.El desgaste del cartílago que recubre a estas superficies articulares es lo que conocemos como artrosis de cadera. Con el paso de los años, nuestro organismo se va deteriorando y las articulaciones también sufren un proceso de desgaste en el que el cartílago pierde agua y se vuelve más frágil, pierde textura y grosor, de manera que se va adelgazando hasta llegar a desaparecer. Esto conduce a que el perfecto engranaje que existe entre el fémur y el acetábulo se pierda y, como consecuencia, aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad.

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 20 Junio 2014 07:57

ARTROSIS DE TOBILLO

La artrosis de tobillo, menos frecuentes que las vistas las semanas anteriores, pero mas invalidante, aparece con el desgaste de las superficies articulares que dan lugar al tobillo, las caras articulares de la tibia, el astrálago y el peroné. Cuando padecemos artrosis de tobillo, el cartílago se erosiona perdiendo sus capas superficiales, esto hace que adquiera una forma irregular y produzca dolor y rigidez. Si el cartílago desaparece quedará el hueso que no está capacitado para amortiguar las cargas y golpes que soporta normalmente el tobillo, aquí es cuando aparece el verdadero problema ya que se dificulta de gran manera una marcha correcta.

 ¿Como se produce la artrosis de tobillo? La causa mas común es el desgaste de la articulación propia de la edad, aunque también podremos encontrarla en personas jóvenes a consecuencia de un traumatismo o fractura compleja

Los síntomas más comunes de la artrosis de tobillo son el dolor de tobillo, la rigidez de la articulación y la inflamación que pueden degenerar en una imposibilidad de movimiento.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la artrosis de tobillo dependerá, sobre todo del grado de artrosis que presenta la articulación:

En fases iniciales utilizaremos un tratamiento mas conservador, perder peso es importante para disminuir la presión que se ejerce en la articulación afecta, uso de antiinflamatorios, fisioterapia precoz y tobillera u ortesis.

Para casos iniciales con mayor componente inflamatorio que mecánico, suele dar muy buenos resultados  la terapia biológica con plasma rico en plaquetas que ayuda a regenerar los tejidos

Como cirugía mínimamente invasiva encontramos la Artroscopia de Tobillo: Se utiliza para hacer una limpieza de la articulación, resección de osteofitos, lavado articular o autoinjerto osteocondral.

Artrodesis de tobillo: Para casos extremos, en pacientes con movilidad muy pobre, cojera y con alto grado de dolor. Se dejan fijados la tibia distal al astrágalo en 90º.

Menos frecuentes encontramos las prótesis de tobillo.

En todos los casos evitaremos situaciones en las que el tobillo debe realizar movimientos mientras carga el peso del cuerpo como deportes de alto impacto, correr o saltar. Están aconsejadas actividades recreativas de menos carga para el tobillo como andar en bicicleta o natación y pueden ser útiles el uso de plantillas o cambios de calzado con suelas blandas y tacones más bajos y estables. La medicación analgésica y los preparados que mejoran el metabolismo del cartílago conocidos como anti-artrósicos, pueden ayudar en algunos casos a aliviar el dolor. Pueden ser necesarias también las infiltraciones locales como medidas temporales para postergar la cirugía.

La cinesiterapia, tanto activa como pasiva, será de gran utilidad para mantener el mayor rango de movimiento en la articulación. Realizaremos ejercicios sin peso de flexo-extensión, eversion e inversión y giros de tobillo. Al terminar la pauta de ejercicios es recomendable los baños de contraste y la aplicación de alguna crema antiinflamatoria.

 

 

Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta centro de día de alzhéimer “Tierra de Barros”)

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 13 Junio 2014 09:23

ARTROSIS EN MANOS Y DEDOS

Seguimos explorando las distintas articulaciones afectadas por artrosis, esta semana os hablamos de la artrosis en manos y dedos. Es mucho más frecuente en mujeres de 50 años que en hombres, con una componente genética bastante marcada, aunque puede aparecer en jóvenes provocada por fracturas o luxaciones repetitivas en deportistas.

Generalmente los síntomas empiezan en una sola articulación, el dolor se acompaña de un brote inflamatorio que mejora con el reposo y aumenta con el inicio del movimiento, sobre todo después de un periodo de inactividad. El paciente va a sentir rigidez en las manos después del reposo prolongado, que no suele durar más de 15-30 minutos.

Debido a la destrucción del hueso, las alteraciones de los ligamentos, tendones y cápsula articular, y a la contractura muscular se produce una deformidad, estos nódulos en la articulación limitan mas los movimientos y dificultan realizar movimientos complejos.

Vamos a diferenciar las artrosis de las distintas articulaciones de la mano, aunque no es raro encontrar varias de ellas en una misma persona

Artrosis de las interfalángicas distales

Es la más típica. Los pacientes notan un engrosamiento lento y progresivo de estas articulaciones interfalangicas distales hasta formar los denominados nódulos de Heberden. Estos nódulos al inicio suelen cursar con inflamación de la zona, con dolor y enrojecimiento, aunque a medida que avanzan el dolor es más tolerable quedando instaurada la deformidad y la limitación de la articulación.

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 06 Junio 2014 09:38

ARTROSIS DE RODILLA

Como os comentábamos en el post anterior, iremos revisando cada articulación por separado para comentaros en cada caso de artrosis, el mejor modo de abordarla.

Comenzamos con la artrosis más frecuente, la artrosis de rodilla, ya que la padecen mas de un 10 % de los españoles .Pero ¿Cómo podemos detectarla? El primer síntoma de la artrosis es el dolor, que aparece inicialmente tras estar mucho tiempo de pie o caminando , algunas actividades como subir y bajar escaleras, caminar por terrenos irregulares o levantarse de una silla, duelen especialmente. Tras estar un rato sentado el paciente nota rigidez y dolor al intentar levantarse. Es como si las rodillas estuvieran agarrotadas y necesitaran calentarse. Según avanza la enfermedad la articulación se va deformando, aumenta de grosor y pierde la alineación, generalmente metiéndose hacia adentro las piernas. La rodilla se deforma por la reacción del hueso articular ante la artrosis, formando en los bordes de la articulación unas rebabas óseas que se llaman osteófitos.

Ya sabemos que la artrosis es una enfermedad degenerativa y crónica, pero que no tenga solución no significa que si podamos mejorar sus síntomas e incluso hacerlos desaparecer si los atacamos a tiempo.

Existen en el mercado una gran cantidad de antiinflamatorios y regeneradores del cartílago, de eso podrá asesoraros vuestro médico de cabecera, lo que os exponemos aquí son dos remedios caseros y muy efectivos para combatir el dolor:

Publicado en Noticias de alzheimer
Viernes, 30 Mayo 2014 09:36

ARTROSIS

La artrosis es la enfermedad más generalizada dentro de la tercera edad, todos, en mayor o menor grado, padeceremos artrosis en alguna articulación cuando lleguemos a mayores.

La tan temida artrosis no es más que una enfermedad degenerativa de las articulaciones que produce el desgaste del cartílago, o bien por sobrecarga de la articulación o por  déficit de las células que sintetizan los componentes del cartílago, como colágeno (una proteína resistente y fibrosa del tejido conectivo) y proteoglicanos (sustancias que dan elasticidad al cartílago).

No debemos confundir la artrosis con la artritis, El término 'artritis' sirve para designar la existencia de inflamación en alguna articulación, cuando hablamos de artritis, no nos referimos a una causa única, pues existen más de 100 enfermedades diferentes que pueden causarla, también la explicaremos en futuros post

El principal síntoma de la artrosis es el dolor, es lo primero que aparece, dolor al mover la articulación que cede con el reposo, mas tarde aparece la limitación de la movilidad articular, las deformidades de la articulación y la incapacidad funcional. Ya que disponemos de articulaciones muy diferentes en nuestro cuerpo iremos viendo más adelante cada articulación por separado, para iros dando una pauta de actuación específica para cada una de ellas.

Prevenir la artrosis no es fácil, ya que nuestros huesos llegados a cierta edad se vuelven mas frágiles, aunque si podemos frenar su evolución en cuanto empezamos a sentir los primeros síntomas. Es recomendable llevar una dieta sana y equilibrada, realizar ejercicio físico moderado (acorde con la edad y el estado físico de la persona) y limitar los esfuerzos físicos intensos, tales como cargar objetos pesados o desempeñar actividades laborales que exijan un esfuerzo físico intenso. Los deportes de contacto, como el fútbol o el rugby, no se recomiendan a aquellas personas con artrosis. Estas prácticas deportivas son, frecuentemente, uno de los factores que desencadenan la enfermedad. De hecho, muchos futbolistas padecen artrosis de rodilla debido a que sufren daños en una articulación de la rodilla, el menisco.

Importante es mantener un buen estado de los músculos adyacentes a la articulación ya el deterioro muscular ayuda a que la enfermedad sea más severa, puesto que coarta los movimientos naturales de la articulación y produce más dolor, para ello resulta imprescindible realizar ejercicio moderado, suave sin forzar la articulación para no provocar más desgaste.

Por último, recordaros que cuando descubráis los primeros síntomas hay que acudir al médico de cabecera, que confirmara vuestras sospechas con un estudio radiográfico.

 

Marina Preciado Hortigón. Fisioterapeuta Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”

Publicado en Noticias de alzheimer
Página 29 de 31