Viernes, 27 Noviembre 2020 21:30

PROBLEMAS RESPIRATORIOS QUE VIENEN CON EL FRIO: LA BRONQUITIS

Valora este artículo
(1 Voto)

Bronquitis

Seguimos explorando los diferentes problemas respiratorios que vienen con el frio, hoy veremos la bronquitis, que es la hinchazón e inflamación los bronquios, las vías aéreas principales que llevan aire hacia los pulmones. Esta hinchazón que estrecha las vías respiratorias dificultando la respiración puede ser aguda o crónica.

Bronquitis1

La bronquitis aguda suele ser consecuencia de un resfriado o gripe, aunque generalmente es producido por virus también pueden provocarlas bacterias, el síntoma más característico es la tos productiva, pero también son frecuentes:

El tratamiento, como en las demás afecciones víricas, se centra en paliar los síntomas, como siempre y bajo previa valoración médica y descartando otras enfermedades por PCR. Muy importante la ingesta de líquidos y el tratamiento de las secreciones para lograr evitar que el exceso de moco se acumule y provoque mayores complicaciones

Podemos decir que nos encontramos ante una bronquitis crónica cuando tenemos  tos y/o expectoración durante al menos tres meses al año, durante al menos dos años consecutivos, y que no sean atribuibles a ninguna otra causa o enfermedad. La causa suele ser una larga exposición a irritantes que dañan los pulmones y las vías respiratorias, la más frecuente es el tabaquismo, hasta el 75 por ciento de las personas que tienen bronquitis crónica fuman o solían fumar, aunque la edad también puede influir.  Los síntomas son:

  • Tosfrecuente, normalmente productiva
  • Esputos espesos, en casos más avanzados puede producir hemoptisis (flemas con sangre)
  • Sibilancias (sonido silbante y chillón durante la respiración)
  • Falta de aliento, especialmente si hace actividad física
  • Sensación de presión en el pecho

El tratamiento de esta enfermedad crónica va más encaminado a paliar los síntomas, retrasar el progreso de la enfermedad y mejorar la capacidad respiratoria. Todo esto pasa por hacer un cambio en el estilo de vida: evitando fumar y la exposición a humos y toxico, mejorando la alimentación y aumentado la ingesta de líquidos.

Es esencial un plan de rehabilitación adaptado a las necesidades del paciente, una rutina de ejercicios de fisioterapia respiratoria y readaptación al esfuerzo pueden suponer una mejora increíble de las capacidades de nuestro enfermo.

Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”)

Visto 155 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.