Miércoles, 10 Julio 2024 12:08

LAS 10 PAUTAS A TENER EN CUENTA PARA LAS VACACIONES CON UN ENFERMO DE EA

Valora este artículo
(0 votos)

playa

 

Os dejo un breve decálogo de pautas para este verano y las vacaciones con un enfermo de EA.

- INTENTAR MANTENER RUTINAS EN LAS VACACIONES: en horarios de comida, siesta, descanso, aseo…

- LIMITAR LOS COMPROMISOS SOCIALES: comidas o encuentros familiares que incluyan muchas personas, bullicios o masas (centros comerciales, restaurantes abarrotados, horas punta en algunos paseos o lugares turísticos). No saturar la agenda de planes.

- FACILITAR EL PROCESO DE ADPTACION AL NUEVO ENTORNO: el cambio de hogar o de habitación puede llegar a ser muy confuso. Dejar una luz durante la noche para facilitar su orientación o evitar caídas, incluir elementos en la habitación que les resulte comunes o familiares (almohada, ropa de cama, fotografía, etc.) pueden facilitar su adaptación.

- CONCIENCIAR AL ENTORNO: si acudes con familiares al viaje estos deben ser conscientes de sus rutinas o particularidades personales, para así poder formar parte del cuidado de manera actualizada. Si vas a un hotel, es recomendable avisar al personal de las instalaciones sobre la situación para evitar riesgos o malentendidos. También es recomendable utilizar dispositivos localizadores, como gps, pulseras, medallas identificativas o que lleve consigo una fotocopia de su dni, teléfono del cuidador, etc.

- PRESTAR ATENCIÓN AL CALOR: la sensación de frio/calor en las personas con demencia pueden verse alterado. Es por ello, que hay que prestar especial atención durante las altas temperaturas, a nivel de hidratación, protección, e incluso en la elección de la ropa, etc.

- VACACIONES A LA PERSONA CUIDADORA: el cuidador merece un respiro vacacional. Movilizar de forma informal/formal según las particularidades de cada familia para este fin es necesario. Por ejemplo: cambiar el recurso de centro de día a residencial.

- COMUNICACIÓN FAMILIAR: hacer subdivisiones en las familias para que el cuidador principal se relaje y desconecte durante las vacaciones. Si vais a hacer cambios de hogar entre hijos, que estos sean lo más prolongados posibles garantizando así mejor adaptabilidad para el enfermo e incluso mayor desconexión para el cuidador que este en modo respiro.

- TENER DOSIS DE PACIENCIA: evitar las confrontaciones sobre todo en momentos de mayor confusión, para lograr que el nivel de intensidad baje lo antes posible y el enfermo no sufra.

- CONSULTAR A PROFESIONALES cualquier duda sobre tu propuesta de vacaciones.

- DISFRUTAR: aunque tu familiar no tenga la capacidad de generar recuerdos nuevos no significa que no sienta. Unas vacaciones serán un momento que dejara huella en vuestras memorias. ¡Disfrútalo!

 

 

Rosa Ana García.

Psicología Alzheimer.

 

 

Visto 858 veces