Viernes, 01 Octubre 2021 10:23

BIENVENIDO OCTUBRE

Valora este artículo
(0 votos)

octubre

Hace ya unos días desde la llegada del otoño y ya se empieza a notar un poco el cambio de la temperatura, las noches se alargan y refresca, aunque la variación de la temperatura en general no ha sido tan brusca, nuestro cuerpo empieza a notar las variaciones de presión atmosférica y podemos estar manifestando los primeros síntomas de la astenia otoñal.

La astenia estacional suele ser un trastorno leve y de duración breve, pero puede complicarse cuando nos encontramos ante un enfermo de alzhéimer. Ya sabéis que los cambios en ellos son más complicados, ya que necesitan más tiempo de adaptación, por eso es importante estar alerta y anteponerse a los síntomas para lograr que la transición de estación sea más fácil. Y es que la disminución de las horas de luz, los cambios de horario, las variaciones de temperatura y presión atmosférica pasan factura y podemos encontrarnos ante síntomas como cansancio, debilidad, somnolencia, bajo estado de ánimo, dificultad de concentración y apatía. También pueden aparecer otros signos como irritabilidad, falta de apetito, e incluso un descenso de las defensas de nuestro cuerpo.

Por eso es bueno modificar un poco los hábitos:

-Establecer un nuevo horario adaptado a la estación, respetando las horas de sueño

- Aprovechar las horas de luz natural para salir a tomar el sol y practicar ejercicio al aire libre.  Un ejercicio cardiovascular diario moderado, como caminar, nos ayudara a mitigar los síntomas y que la adaptación a las nuevas temperaturas sea más rápida.

- Adaptar la alimentación, realizar un menú otoñal en el que se incluyan caldos y cremas calientes, utilizar verduras propias de la estación (calabaza, seta, alcachofa…) y aumentar la ingesta de vitamina C (naranjas, mandarinas, caquis y pomelos), que nos ayudara a prevenir los resfriados característicos de las primeras lluvias.

Una fuente importante de nutrientes esenciales en la alimentación de otoño son los frutos secos, incluir en nuestro menú diario un buen puñado de ellos nos dará el aporte extra necesario para afrontar el otoño, y … ¿Qué hay más característico del otoño que las nueces, castañas y los higos? Son ricos en fosforo, potasio y magnesio, imprescindibles para mantener una buena función muscular.

Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta  Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”)

Visto 134 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.