Jueves, 27 Febrero 2020 13:53

ALZHEÍMER, PROBLEMAS Y SOLUCIONES: SE NIEGA A VESTIRSE

Valora este artículo
(0 votos)

Soluciones Problemas

Vestir y arreglar a nuestro familiar enfermo puede llegar a convertirse en un auténtico calvario, entre otras cosas, porque la mayoría de las veces no reconocen que están enfermos y que no pueden hacerlo sin ayuda.

En otras ocasiones, se niegan rotundamente a aceptar que otras personas les ayuden a elegir su propia ropa, o simplemente, ya no saben qué tipo de ropa utilizar según la época del año en la que nos encontremos, queriendo, por ejemplo, ponerse una bufanda en verano, o una blusa de manga corta en pleno invierno.

Este es otro de los problemas más comunes a los que se suelen enfrentar los cuidadores de este tipo de enfermos, y el simple hecho de vestirlos puede llegar a ser una verdadera odisea.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • Simplificar las opciones, manteniendo los armarios exclusivamente con la ropa necesaria para esa época del año, y nada más.
  • Cuando sea posible, dar la oportunidad de que elija su propia ropa, pero dándole solo dos opciones.
  • Colocar la ropa siguiendo siempre el mismo orden.
  • Irle dando las prendas de una en una mientras le damos instrucciones sencillas sobre cómo ponérselas.
  • Usar prendas cómodas y sencillas de poner.
  • Sustituir los botones por velcro, broches o cierres fáciles de manejar.
  • Utilizar ropa suelta, no ajustada, sobre todo en la zona de la cintura y las caderas, eligiendo telas suaves y elásticas, como por ejemplo algodón.
  • Usar calzado cómodo y antideslizante. Sin cordones.
  • Ser flexibles a la hora de vestirlos, no autoritarios; si quieren llevar siempre la misma ropa, en lugar de discutir, es más sencillo comprar prendas parecidas o similares para que crean que siempre se ponen lo mismo.
  • Cuidar mucho la higiene personal, sobre todo con la ropa interior, ya que la falta de higiene puede causar muchas infecciones.

Estos son algunos consejos útiles y prácticos para afrontar de la forma más eficaz posible este problema tan típico en el cuidado de enfermos de alzhéimer.

Pero, como siempre decimos, la mejor medicina es la paciencia y el cariño, porque cuidar con amor es mucho menos doloroso tanto para el que cuida como para el que es cuidado.

Mª Magdalena Galindo Díaz

Psicóloga Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”

Visto 560 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.