Miércoles, 26 Noviembre 2014 10:16

LA DETECCIÓN PRECOZ, CLAVE EN LA MEJORA DEL TRATAMIENTO DEL ALZHEIMER

Valora este artículo
(0 votos)
Cerebro Matemáticas Cerebro Matemáticas Cerebro Matemáticas

Esta noticia es la prueba fehaciente de lo que desde hace tiempo viene observándose, tanto en el entorno investigativo, como en el ámbito médico y de los centros que trabajan directamente con los enfermos de demencia alzhéimer o demencias afines.

Para poder abordar la enfermedad y sus síntomas de forma eficaz y efectiva, lo más importante es adelantarse a ella, poner barreras de contención que impidan o al menos retrase su aparición hasta que la medicina encuentre un remedio para la misma.

La detección temprana de la enfermedad, incluso antes de que desarrolle los primeros síntomas es la clave, la llave maestra que puede abrir nuevos caminos de esperanza ante esta cruel patología.

 

Los datos y la experiencia científica demuestran que los hábitos saludables, tanto a nivel físico como psicológico, y la prevención del riesgo vascular son muy importantes para prevenir el Alzheimer. Son algunos datos del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se celebró del 19 al 21 de noviembre en Murcia. Actualmente, el objetivo principal de los médicos e investigadores en torno al Alzheimer se centra en la detección de la enfermedad en etapas precoces.

“Un diagnóstico identificado cinco años antes de que aparezcan los primeros síntomas reduciría a la mitad el número de pacientes en 50 años. Por ello, las líneas de investigación se dirigen a identificar la fase conocida como deterioro cognitivo leve (DCL), que está considerada como el límite entre el envejecimiento normal y la demencia”, señaló la doctora Carmen Antúnez Almagroneuróloga y directora de la Unidad de Demencias del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia y participante en el Congreso.

Por ello, la investigación actual centra sus fuerzas en mejorar el diagnóstico y las fases previas.  De hecho, existen una serie de sustancias, presentes en el cerebro (en el líquido cefalorraquídeo), en las primeras etapas que dan pistas muy eficaces cuando hay pocos síntomas. “Estos compuestos, junto a una correcta evaluación clínica y a una exploración psicométrica de las áreas cerebrales afectadas, son muy útiles para ayudarnos a realizar el análisis”, comenta la doctora. Así, actualmente es frecuente que el diagnóstico del Alzheimer se realice en la fase prodrómica, ya que se dispone de biomarcadores y resonancias magnéticas para saber en qué situación se encuentra el cerebro del paciente.

Muestra de ello es que en Murcia, lugar donde se celebró el Congreso Nacional de la SEMI, existen dos unidades destacadas para prevenir e investigar esta enfermedad. Una de ellas se encuentra en Cartagena y la otra es centro de referencia regional en el Hospital de Arrixaca. Hay que tener en cuenta que la prevalencia de Deterioro Cognitivo Leve  (número de personas afectadas mayores de 65 años por cada 100.000 habitantes) en la Comunidad de Murcia es del 8,7% y la de enfermedad de Alzheimer de 5,5%.

Visto 2873 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.