Viernes, 14 Febrero 2014 08:23

AROMATERAPIA Y ALZHEIMER: ¿PUEDE NUESTRO OLFATO DESPERTAR LA MEMORIA?

Valora este artículo
(5 votos)

Autora: Marina Preciado Hortigón

Fisioterapeuta del Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”

 

La real academia de la lengua española define la aromaterapia como” la utilización medica de los aceites esenciales”.

El término aromaterapia fue utilizado por primera vez por el químico francés René-Maurice Gattefosé en 1935 , es considerada una terapia de la medicina alternativa  y desde un punto de vista científico no se considera parte de la medicina convencional, aunque no es necesario explicar como esta relacionado nuestro cerebro y nuestro olfato, algunos de nuestros recuerdos más fuertes, nuestras asociaciones más potentes, son provocadas por el olor; un olor que se asocie a un evento o momento del pasado, le transportará a ese momento, despierta los recuerdos…

 

La raíz de la aromaterapia se remonta a siglos atrás, pero los métodos de extracción de los aceites esenciales que se utilizan en esta terapia son mucho más recientes. Los aceites esenciales son mezclas de varias sustancias químicas biosintetizadas por las plantas, que dan el aroma característico a algunas flores, árboles, frutos, hierbas, especias, semillas y a ciertos extractos de origen animal

Todos los aceites esenciales son antisépticos, pero cada uno tiene sus virtudes específicas, por ejemplo pueden ser analgésicos, fungicidas, diuréticos o expectorantes. La reunión de componentes de cada aceite también actúa conjuntamente para dar al aceite una característica dominante. Puede ser como el de manzanilla, refrescante como el de pomelo, estimulante como el aromático de romero o calmante como el clavo.

En el organismo, los aceites esenciales pueden actuar de modo farmacológico, fisiológico y psicológico. Habitualmente producen efectos sobre diversos órganos (especialmente los órganos de los sentidos) y sobre diversas funciones del sistema nervioso.

 

Los más utilizados con pacientes de Alzheimer son:

 

Lavanda: Tradicionalmente, la lavanda se dice que es calmante y que sirve para equilibrar las emociones fuertes. También es antidepresivo y utilizado en casos de insomnio. 

Melisa :Otro aceite esencial que se ha estudiado en relación con la enfermedad de Alzheimer y la demencia; ayuda a calmar y a relajar. Es útil para aquellos que sufren de ansiedad y el insomnio

Menta: se utiliza tanto para estimular la mente como para calmar los nervios. Se dice que rectifica la distracción. Puede administrarla por la mañana para energizar al paciente y estimular el apetito.

Romero :ayuda a despejar la cabeza y también da sosiego cuando se padecen migrañas.

Mejorana :Sus principales propiedades terapéuticas son sedantes, calmantes y reconfortantes. Estimula el organismo y favorece las funciones mentales.

El uso de los aceites esenciales no es la única manera de que una persona con demencia pueda beneficiarse de su sentido del olfato, nosotros en nuestra Sala multisensorial también practicamos la aromaterapia directamente, es decir oliendo la planta o fruta sin necesidad de aceite esencial.

Nombre foto: usuarios en nuestra sala multisensorial oliendo y probando limones

Como la base de nuestra sala es la estimulación conjunta de todos los sentidos, no aplicamos la aromaterapia sola, en las fotos podéis ver como mezclamos tacto, vista (aplicamos cromoterapia o proyección de imágenes relacionadas con el objeto que olemos), gusto (siempre que se pueda probamos aquello que olemos primero) e incluso oído, porque según sea el aroma, estimulante o relajante, la música que se escucha en la sala será mas enérgica o relajante.

Nombre foto: usuarios en sala multisensorial con aromaterapia de menta conjunta a cromoterapia verde.

En la actualidad en nuestro centro estamos llevando a cabo un estudio sobre la utilización del aceite esencial de lavanda para la modificación de la conducta, os expondremos mas adelante los resultados obtenidos.

Y desde aquí os animamos a que vosotros en casa utilicéis la aromaterapia, no solo con vuestros enfermos, es fácil poner un difusor de aromas o un poco de incienso que os anime, relaje y os de fuerzas para el duro camino de la vida.

 

Visto 20891 veces

2 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.