Viernes, 29 Agosto 2014 08:09

PATOLOGÍA DEL CUIDADOR II: LUMBALGIA

Valora este artículo
(2 votos)
ZONA LUMBAR ZONA LUMBAR ZONA LUMBAR

Mucha gente se preocupa cuando el médico le da un diagnóstico de lumbalgia, pensando que es algo grave, y no siempre es así, la lumbalgia, también llamado lumbago, no es más que el termino que se le da al dolor que se centra en la parte baja de la columna, tanto si su causa está en trastornos relacionados con las vértebras lumbares o las estructuras de los tejidos blandos como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales. Se origina por distintas causas aunque las más frecuentes son el sobreesfuerzo muscular, las malas posturas y la exposición al frío.

Los procesos lumbares pueden ser de distintas maneras:

  •         Lumbalgia sin irradiación: El dolor se centra solo a nivel lumbar.
  •         Lumbalgia con irradiación: La contractura muscular de origen lumbar provoca compresión del nervio e irradia el dolor hacia la extremidad inferior
  •         Compresión radicular aguda: Inflamación de una raíz nerviosa de forma aguda, causada por protusión o hernia discal.
  •         Atrapamiento radicular: Irritación de la raíz nerviosa por el desarrollo de procesos degenerativos espondilosis.

Las pautas que os damos a continuación son para una lumbalgia sin irradiación, las demás, al producir irritación nerviosa deberán ser tratadas por un fisioterapeuta. Como siempre las pautas que os damos son orientativas, nunca deben sustituir al diagnostico y al tratamiento médico.

El tratamiento para lumbalgia sin irradiación será:

-        Reposo relativo, evitando el reposo absoluto en cama, es mucho mas efectivo reposo intercalado con pequeños paseos, evitando en la medida de lo posible el levantamiento de peso y las sobrecargas musculares.

-        Aplicación de calor local superficial

-        Las hojas de repollo son muy populares por su efecto antiinflamatorio y puede ayudarte a relajar los músculos y reducir los dolores propios de la lumbalgia. Te recomendamos machacarlas bien y mezclarlas en un recipiente con un poco de leche, dejando que reposen durante cinco minutos. Luego, colócalas sobre la zona sujetándolas con una venda para que queden fijas. Deja que actúen unos 15 minutos sobre la piel y, luego, puedes tomar un baño de agua tibia para reforzar su acción relajante.

-        Masaje descontracturante: A continuación os explicamos como realizaros un automasaje lumbar en tres sencillos pasos, podéis realizarlo aplicando una crema analgésica o un poco de aceite.

 

Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”) 

Visto 4780 veces

Medios

PATOLOGÍA LUMBARES PATOLOGÍA LUMBARES

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.