En Octubre del pasado año, Cruz Roja española  editó  “CUIDATÉ. GUÍA BÁSICA DE AUTOCUIDADO PARA PERSONAS CUIDADORAS”.

Una guía muy interesante y educativa para enseñar a los cuidadores de personas dependientes a cuidarse. Para los grandes cuidadores, aquellos que bajo su cargo tienen a un enfermo dependiente, que requiere por parte de ellos una dedicación exclusiva y total, es fundamental cumplir a rajatabla este principio básico CUIDARSE PARA CUIDAR.

Si el cuidador principal enferma, si no está al máximo de sus capacidades, si su vida se convierte en un infierno insoportable, no podrá realizar su tarea  con eficacia, y esto es sumamente perjudicial, primero para él mismo y consecuentemente para su enfermo.

Cuidarse para cuidar mejor, atender a las necesidades de uno mismo primero para poder cubrir las del enfermo después no es, como algunos puedan pensar, una cuestión de egoísmo, sino de pragmatismo, de eficacia en los cuidados, de supervivencia, de saber que si YO ESTOY BIEN, MI ENFERMO TAMBIÉN LO ESTARÁ.

Por eso os dejamos este enlace donde podréis descargar la guía de forma gratuita y practicar cada día de vuestra vida como cuidadores los principios y consejos que en ella se presentan.

Ojalá muchos la descarguen, ojalá otros muchos la lean, y sobre todo y ante todo, ojalá tod@s la pongáis en práctica.

Martes, 21 Enero 2014 10:00

EL PRINCIPIO DEL VACÍO DE JOSEPH NEWTON

Hace ya bastante tiempo que por la red circula una reflexión sobre la vida que a nosotros particularmente nos encanta. Es el “Principio del vacío” que su autor, Joseph Newton, creó para intentar hacernos ver la importancia de vivir en el momento presente sin encapsularnos en el pasado o angustiarnos con el futuro.

El momento del poder es siempre el presente, es en él donde única y exclusivamente podemos hacer, construir, crear, corregir, cambiar, perdonar, rectificar, amar, vivir……….es, en resumidas cuentas, la única oportunidad que el ser humano tiene para poder manejar los hilos de su vida.

Lo que realmente cuenta es el poder del ahora, del día de hoy, del momento en el que vivimos, porque el pasado ya pasó y el futuro aún no ha llegado.

 Necesitamos soltar lo que nos pesa, no acumular cosas y sentimientos innecesarios, limpiarnos por dentro y por fuera para poder volver a llenar nuestra existencia de elementos nuevos que nos ayuden a vivir con mayor bienestar.

En este pequeño vídeo ilustrativo podréis ver con más detenimiento ese PRINCIPIO DEL VACÍO del que Joseph Newton habla.

No seáis indiferentes a su mensaje, merece la pena probar lo que dice, merece la pena intentarlo.

¡Adelante!

Si alguien dedica un rato de su tiempo para navegar por la red, descubrirá que son numerosos los blogs dedicados a la EA. Numerosos, por suerte, y bastante interesantes por lo general, pero en casi todos ellos, son expertos, cuidadores, familiares, asociaciones, centros de investigación etc. los encargados de crearlos y mantenerlos activos……..y digo casi todos porque hay uno que es especial, por el simple hecho de que está creado y gestionado por un enfermo de Alzhéimer. Un ser único, lleno de luz y valentía que, cuando hace dos años fue diagnosticado del mal de alzhéimer, se lanzó a la aventura de compartir en la red mediante su blog “VIENDO LAS LUCES APAGARSE” su experiencia en primera persona…….quizás sea una aventura que él mismo no pueda terminar, posiblemente, a medida que el tiempo pase, cada vez serán más escasas las entradas de su blog, hasta que llegue el fatídico momento en el que deje de publicar y la enfermedad del olvido silencie su mensaje, acalle su voz……pero aún así, mientras ese momento llega o no, él seguirá luchando por mantener vivía la esperanza de que HAY VIDA DESPUÉS DEL DIAGNÓSTICO, HAY VIDA AÚN SUFRIENDO ALZHEIMER.

Según el refranero español, “La cara es el espejo del alma”; evidentemente, a esta proverbial frase habría que colocarle algunos matices porque no siempre es así, pero si nos ceñimos a las demencias y más en concreto a la EA, sí que es literalmente real este dicho. En un enfermo de estas características, las expresiones fáciles, las posturas de su cuerpo, los movimientos y/o la colocación de sus piernas y sus manos, en definitiva, EL LENGUAJE NO VERBAL, es una base esencial a la hora de entender que desean trasmitirnos. Cuando las palabras ya no llegan, cuando nuestro cerebro ya olvida como se dice “Gracias” o “me duele aquí” o estoy triste” o “me has enojado” o “Te quiero”……..entonces son los gestos, las expresiones, las posturas…. las que nos dicen, nos cuentan, nos hablan……..nos gritan en silencio lo que nuestro enfermo desea.

Si tenéis interés por saber más sobre este universo nuevo de comunicar con las expresiones faciales, no dudéis en leer este artículo

Y seguimos amig@s; seguimos recibiendo financiación para mantener las investigaciones sobre la EA. En este caso, en base a un estudio longitudinal de cinco años de duración, que permitirá a sus investigadores mantener un control más exacto y pormenorizado de los marcadores, signos y síntomas de evolución de la enfermedad. Una información crucial para aportar aún más datos que permitan despejar más incógnitas. Siempre se ha dicho que la primera necesidad que un ser humano tiene a la hora de solucionar un problema es conocerlo al cien por cien, para afrontarlo con unas mínimas garantías de éxito y eso es precisamente lo que se pretende. Conseguir que el MAL DE ALZHEIMER deje de ser un completo desconocido para poder entender sus mecanismos y buscar soluciones eficaces. Vamos por el buen camino. 

Viernes, 17 Enero 2014 10:15

LA TAZA DE MADERA

No todo en la enfermedad de Alzheimer son teorías, investigaciones, síntomas y estadísticas. La EA es también sentimiento, reflexión, aprender de uno mismo en los pequeños retos diarios, y sobre todo y ante todo, no olvidar nunca que MAÑANA TE PUEDE PASAR A TI; porque la vejez es algo, en teoría, irremediable, y tal y como evolucionan los datos de incidencia de la enfermedad, para el año 2050 1 de cada 3 personas desarrollará Alzheimer si no conseguimos atajarlo antes.

Por eso hoy, deseamos compartir con todos nuestros lectores este pequeño cuento ilustrativo y educativo a partes iguales.

Una historia, quizás real, quizás ficticia, que tiene como cometido hacernos pensar que en esta vida debemos tener siempre presenta la importancia de no despreciar al enfermo anciano, porque aunque no siempre suceda, a veces, lo que damos, regresa.

 

LA TAZA DE MADERA

Hoy vamos a dedicar la entrada diaria a un monográfico relacionado con EL ALZHEIMER Y LA INFANCIA.

Cualquiera que lea esto podrá pensar que hemos perdido la perspectiva, ya que el mal de alzhéimer siempre se ha relacionado con la tercera edad y la vejez.

Es evidente que esta enfermedad nunca va a  afectar a un infante, ni a un adolescente, ni a una persona joven, pero el alzhéimer y las demencias son enfermedades que extienden su daño mucho más allá del enfermo que las padece. Es una dolencia con una compleja red de “Afectados Indirectos”, que sufren las consecuencias al mismo tiempo que el enfermo.

Uno de esos “Afectados indirectos” son la población infantil, niñas y niños que ven como sus abuelos y abuelas ya no son lo que eran, que observan día a día el deterioro, que miran con una mezcla de incomprensión y tristeza  como sus padres y madres lloran en silencio por la enfermedad del abuelo o la abuela.

Es por eso imprescindible y necesario explicar a los niños lo que le está sucediendo a sus abuelos, hacerles partícipes de los síntomas y de los momentos de la enfermedad por los que pasarán sus abuelos, no solo como una manera de mitigar la angustia que les produce el no comprender lo que pasa, sino porque la personalidad infantil, la espontaneidad, la sinceridad y la alegría innata de esta etapa de la vida, en muchas ocasiones es la mejor medicina para ayudar a sobrellevar algunos problemas de conducta del enfermo.

No es raro encontrarse a lo largo de la práctica clínica, casos en los que los nietos manejan mejor al enfermo que sus propios padres. Cosas tan básicas como convencer al enfermo para que coma,  que para un cuidador adulto pueden convertirse en un auténtico suplicio, se hacen sencillas y fáciles para un niño o una niña.

Por eso es tan importante implicar a los hijos en el cuidado del abuelo o la abuela enferma, a parte de los numerosos beneficios terapéuticos que esto supone.

No hay nada más reconfortante para un enfermo que poder disfrutar de la alegría y la ingenuidad infantil de sus nietos. En las sonrisas sinceras, en los juegos de la infancia, en la espontaneidad de un abrazo y un beso infantil a veces se encuentra el remedio natural a situaciones conflictivas para el cuidador adulto.

Los dos artículos que hoy os presentamos avalan y refutan este concepto. Esperemos que ayuden a reflexionar a todos aquellos que tiene a su cargo a un enfermo de Alzhéimer o cualquier otra demencia afín. 

El alzheimer es una enfermedad neurológica e irreversible, que afecta al cerebro produciendo la muerte de las neuronas. Es la causa más frecuente de todas las demencias. Lo más probable es que yo padezca alzheimer cuando sea vieja, ¿por qué? Mis dos abuelas lo tienen, Amparo ya murió en Mayo de éste año, y Josefina vive con mi familia en mi casa.


La gente dice que el alzheimer es una enfermedad en la que poco a poco se te olvidan las cosas,olvidas hacer cosas, olvidas tus tareas, tus amigos, tus rutinas, y finalmente a tus familiares. Y así es. 
Hoy en día, lo que la sociedad nos enseña, es que cuando una persona cercana deja de relacionarse contigo, "adiós a la relación". Eso es lo que la sociedad nos enseña, pero no lo que el alzheimer de mis abuelas me han enseñado a mí.

Siempre se ha dicho que la mejor medicina es una gran sonrisa, y según este estudio que os presentamos a continuación, bien es cierto. Está claro que el sentido del humor ayuda a afrontar de una manera más positiva los problemas vitales a los que nos enfrentamos a lo largo de nuestra existencia.

No solo mejora el bienestar psicológico y emocional sino la salud física, y lo mejor de esta terapia de sonrisas es que está al alcance de todos.

Debemos reír más, regalar alegría en lugar de miradas resignadas y tristes, porque, a pesar de los sinsabores de la vida, una buena sonrisa puede curar lo que no han conseguido arreglar miles de medicamentos. Como decía  Mark Twin "La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz: la risa."

Hoy os presentamos otra prueba más de los avances que se producen cada día en la investigación sobre el Alzheimer.

Si  ayer hablábamos de la importancia de ciertas sustancias naturales, como la cafeína, y el control de los niveles de colesterol, para mantenernos lo más sanos posibles a la hora de prevenir factores de riesgos relacionados con la aparición de la enfermedad de Alzheimer, hoy queremos presentaros el último avance relacionado con la misma. Una prueba de evaluación neuropsicológica que va a permitir detectar con años de antelación la aparición y/o el desarrollo del Alzheimer.

Es una prueba que aún está en fase experimental pero que, debido a los resultados prometedores que ha obtenido, más pronto que tarde estará disponible para uso clínico intentando conseguir así uno de los principales objetivos de la lucha contra este mal, LA DETECCIÓN PRECOZ.