Jueves, 05 Diciembre 2013 17:22

NUEVOS DATOS SOBRE LAS CAUSAS DEL ALZHEIMER

Una investigación, que se publica en Journal of Alzheimer's Disease, y realizada por el grupo de investigación de Neuroplasticidad y Neurodegeneración de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha demostrado la vulnerabilidad diferencial de determinadas poblaciones de neuronas en las regiones del cerebro en las que se origina el alzhéimer.

El estudio se ha centrado en conocer cómo está afectado el sistema olfativo en el alzhéimer, dado que los pacientes muestran déficits olfativos antes que se presenten problemas motores o de memoria.

Según explican los propios investigadores, una de las consecuencias de alzhéimer es la acumulación de una molécula patológica, el péptido-amiloide, en el espacio extracelular. Esto provoca la formación de las placas seniles y origina procesos neurotóxicos y neuroinflamatorios que pueden provocar la muerte de las neuronas.

Los accidentes cerebrovasculares –o ictus– constituyen la segunda causa de mortalidad total en nuestro país en ambos géneros y la primera en mujeres. Sin embargo, hasta un 63,5% de la población española no es capaz de identificar espontáneamente ninguno de sus síntomas. De hecho, el 30% desconoce el término ‘ictus’. Así lo muestra un estudiollevado a cabo en Zaragoza y que, extrapolable al conjunto del país, se ha presentado en el marco de la LXV Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN) celebrada en Barcelona.

En España, cada año sufren un ictus cerca de 130.000 personas, de las que en torno a un 30% fallece a causa del episodio y cerca de un 40% adquiere una discapacidad grave a resultas del mismo.

Por ello, como recuerda el doctor Jaime Gállego, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN, “ante la primera sospecha es necesario llamar inmediatamente al 112 o al 061 y acudir rápidamente al neurólogo, aunque los síntomas –entre otros, pérdida repentina de visión, alteración del lenguaje, pérdida súbita de fuerza o sensibilidad– desaparezcan a los pocos minutos”.

Una adolescente empieza a leer un poema de Rudyard Kipling, rompiendo el silencio en una sala de ancianos: "Si puedes conservar tu cabeza/ cuando a tu alrededor todos la pierden"... Uno de ellos, aquejado de Alzheimer, murmura el resto: "serás un hombre, hijo mío".

Para luchar contra la pérdida de memoria que sufren 800.000 personas en el Reino Unido, las instituciones especializadas y los hospitales recurren a la poesía.

La melodía y el ritmo de versos conocidos logra llamar a la puerta de la memoria, sirve de "detonante que activa" la palabra y los recuerdos, explicó Jill Fraser. La asociación "Kissing it Better", que ella dirige, organiza lecturas en asilos de ancianos.

Cuando los pacientes "escuchan una palabra que pueden recordar de un poema, se les ilumina el día", explicó Elaine Gibbs, directora de la residencia de ancianos Hylands, que alberga a 19 pensionistas en Stratford upon Avon, la patria chica de William Shakespeare, en el centro de Inglaterra.

Miriam Cowley, con su cabello gris recogido y su vestido de flores, escucha atentamente a una joven que lee el poema "Margaritas", de William Wordsworth, un clásico en las escuelas británicas.

"Conocía el poema pero lo he olvidado. Lo aprendí cuando era una niña", recuerda esta antigua profesora, que sufre pérdida de memoria a corto plazo. "Tendré hermosos sueños, sueños tranquilizadores, de margaritas y árboles", se felicita.

Miércoles, 04 Diciembre 2013 14:52

EL SÉPTIMO ARTE REGALA SU TIEMPO

El Alzheimer es una enfermedad que se caracteriza por un deterioro intelectual progresivo. Los que la padecen presentan cambios en la personalidad y un lento deterioro de su memoria, coordinación, raciocinio que un plazo de entre dos y diez años les aboca a una incapacidad absoluta. Son entonces, incapaces de comer o regular sus necesidades fisiológicas. En la Comunitat Valenciana hay 50.000 de estos enfermos, una cifra que irá en aumento en los próximos veinte años debido al envejecimiento de la población. Por ello, la labor de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Valencia (AFAV) se hace ahora más necesaria que nunca.

Actividades como la que ayer protagonizó el actor Juan Diego, quien visitó a los enfermos y compartió con ellos un taller de lectura en el que recito un fragmento del clásico «Don Juan Tenorio».

Un estudio publicado en el último número de JAMA Neurology sugiere que el cerebro de los portadores de APOE-4, un factor de riesgo para el desarrollo de Alzheimer,  tiende a desarrollarse de forma distinta y que estas diferencias se manifiestan ya desde la cuna. Estudiando a 162 bebés de 2 a 25 meses mediante resonancia magnética, encontraron que aquellos que tienen el gen APOE-4 presentan un mayor desarrollo del lóbulo frontal y menos en otras regiones que coinciden con las que se ven afectadas en las personas que desarrollan la enfermedad de Alzheimer, como el hipocampo y la corteza entorrinal.

No obstante, los investigadores de la Universidad de Brown y el Instituto Banner para el estudio de Alzheimer, destacan que sus hallazgos no significan que cualquiera de los niños del estudio esté destinado a desarrollar la enfermedad de Alzheimer o que los cambios cerebrales detectados sean los primeros signos clínicos de que padecerán la enfermedad. Lo que los hallazgos únicamente sugieren es que los cerebros de los portadores del gen APOE-e4 tienden a desarrollarse de forma diferente.

La residencia pública Oms-Sant Miquel de Palma ha llevado a cabo un ensayo clínico para mejorar la hidratación de los enfermos de alzheimer que ha conseguido que beban un 46 % más de líquidos.

Según ha informado la Conselleria de Familia y Servicios Sociales, responsable de este centro, la investigación surgió a iniciativa del personal de la residencia para tratar de paliar la tendencia a la deshidratación de personas mayores con dolencias del sistema nervioso central.

El ensayo se realizó con diez enfermos de alzheimer de más de 75 años propensos a beber poca agua y se prolongó durante cuatro semanas.

En ese tiempo se les sentaba de lunes a viernes a la misma hora, entre el desayuno y el almuerzo, ante una mesa alejada de estímulos externos, se les ofrecía a todos la misma cantidad de agua y se les animaba para que bebieran dos veces.

Los talleres de memoria y actividades desarrollados por la asociación de familiares de enfermos de alzhéimer de O Salnés, Afasal, han arrojado buenos resultados en varios de los usuarios, cuyos neurólogos han detectado un freno en el avance de la enfermedad.

Estas mejoras satisfacen a familiares de los pacientes y a la directiva de Afasal, presidida por Ana Granja, quien reconoce que estos avances son los que animan a la asociación a continuar trabajando e impulsar nuevas actuaciones.

"En las instalaciones de Doctor Carús, en Trabanca Badiña, estamos trabajando actualmente con doce personas que realizan actividades en horario de 9,30 a 13,30 horas. Los talleres funcionan muy bien y las familias están contentas con los resultados. Nosotros en la nueva sede que nos cedió el Concello de Vilagarcía de Arousa estamos más cómodos porque son muy buenas instalaciones", declaró Ana Granja.

Las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, causan trastornos cognitivos. La dieta mediterránea, gracias a su alto contenido en alimentos antioxidantes y antiinflamatorios, es beneficiosa para prevenir los riesgos de este tipo de enfermedades.

Forman parte de este grupo de enfermedades el Alzheimer, Esclerosis múltiple, Parkinson y Atrofia muscular. Se caracterizan por una serie de trastornos cognitivos en el equilibrio, movimiento, habla, memoria, respiración y funciones de corazón. Estos desórdenes cognitivos se deben a un aumento en los procesos de muerte celular, reduciendo el número de neuronas y generando cambios de conducta.

A la hora de frenar la aparición de enfermedades neurodegenerativas la dieta mediterránea juega un papel muy importante ya que contiene antioxidantes de las frutas y las verduras (Vitamina C, E, Selenio) y ácidos omega 3 (DHA) del pescado azul que ayudan a prevenirlas. Todo ello acompañado de aceite de oliva, cereales, legumbres, semillas y aceites de semillas, frutos secos y huevos. Evitando las grasas saturadas (embutidos, bollería, frituras, carne roja) y el estrés, y potenciando el ejercicio físico a diario.

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de La Rioja (AFA-Rioja) puso en marcha de forma experimental un novedoso proyecto de terapia asistida con animales para sus usuarios durante los meses de abril y mayo del 2012. Dividieron a los asistentes en grupos dependiendo de sus necesidades, marcaron objetivos para cada paciente y se hizo un estudio para evaluar los resultados obtenidos. Recogieron que los efectos de la terapia habían sido muy positivos tanto para personas en estado inicial como para aquellas que sufren la enfermedad en un punto más avanzado, consiguiendo un aumento de la atención, la mejora del bienestar psicológico, la socialización, la comunicación, el descenso de la depresión y un incremento en la satisfacción con la propia vida. Gracias al premio 'La Rioja, un alma solidaria' podrán volver a desarrollar en el 2014 esta acción.

-¿Qué avances detectaron entre los asistentes a la terapia?

Dicen que a Johann Wolfgang von Goethe, ya viejo, le bastaba que alguien le dijera que algo era muy difícil de hacer o entender para que, si esto era de su interés, se pusiera ese mismo día a estudiarlo desafiándose a sí mismo hasta, por lo menos, intentar atacar el nuevo reto. Es más, dicen que un día Goethe le dijo al canciller Müller: "¿Es que he llegado a los 80 años para estar pensando siempre en lo mismo? Más bien aspiro a pensar cada día algo nuevo y diferente". Y, efectivamente, en ese tiempo Goethe estaba escribiendo una de sus obras maestras Fausto (El sueño de la Inmortalidad. Alianza 2008). Goethe, sin saberlo (estamos hablando del temprano siglo XIX) practicaba lo que hoy nos enseña la neurociencia y es que el cerebro, a cualquier edad y particularmente durante el envejecimiento, requiere, para mantenerse con salud, verse sometido a retos, exigencias y desafíos mentales nuevos y constantes. Y esto último, que es aprendizaje y memoria, es lo que cambia, para bien, su estructura y función. Precisamente, hoy se recomienda, por sus consecuencias positivas en relación al envejecimiento del cerebro, hacer ejercicio mental, cognitivo, todos los días aprendiendo cosas nuevas (frente a la repetición de una rutina diaria), sean manuales, manejar el correo electrónico, hacer la compra por Internet o utilizar cotidianamente las redes sociales. O simplemente, aprender a pintar o dibujar y más complejamente, ya lo veremos después, aprender a tocar un instrumento musical.