Martes, 18 Noviembre 2014 09:51

LA ANSIEDAD Y SUS ESTRAGOS EN EL FUNCIONAMIENTO CEREBRAL

Valora este artículo
(0 votos)
cerebro en la Mano cerebro en la Mano Cerebro en la Mano

No es la primera vez que en nuestra web hacemos referencia a las investigaciones que asocian determinados componentes de la personalidad de un individuo con el mayor riesgo de padecer demencias degenerativas como el mal de alzhéimer.

Pero hoy vamos mucho más allá, y es que ya no son solo las características de personalidad de una persona, sino factores externos asociados a un posible malestar psicológico, tales como ansiedad alta o estrés, los que están comenzando a demostrar sus efectos negativos en el funcionamiento cerebral.

Esta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de investigadores del “Baycrest health sciences Rotman research institute”, los cuales han comprobado como el riesgo de desarrollar alzhéimer en personas con un deterioro cognitivo leve aumenta significativamente si dicho sujeto sufre niveles de ansiedad elevados.

Una muestra más de que la salud psicológica del individuo es una pieza clave para prevenir o retrasar enfermedades como la  demencia alzhéimer.

 

MÉXICO, DF. Las personas con deterioro cognoscitivo leve (DCL) tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en algunos años, pero un nuevo estudio
advierte la posibilidad de que el riesgo aumente si sufren de ansiedad. Los hallazgos fueron reportados en The American Journal of Geriatric Psychiatry.

Realizado por investigadores del Baycrest Health Sciences Rotman Research Institute, el estudio muestra claramente por primera vez que los síntomas de ansiedad en personas diagnosticadas
con DCL incrementan el riesgo de que sus funciones cognitivas disminuyan con rapidez, independientemente de la depresión (otro factor importante). Para los pacientes con DCL
con ansiedad moderada o severa, el riesgo de Alzheimer aumenta 33%, 78% y 135% respectivamente.

El equipo también descubrió que las personas con DCL que habían reportado síntomas de ansiedad en el periodo de seguimiento, tuvieron mayores índices de atrofia en la región del lóbulo temporal medial del cerebro, el cual es fundamental para la creación de recuerdos además de que está implicado en el Alzheimer.

Hasta ahora, la ansiedad como un factor de riesgo importante para esta enfermedad en pacientes diagnosticados con DCL nunca había sido aislado para un estudio longitudinal que ofreciera un panorama más claro de cuán dañinos pueden ser estos síntomas en la cognición y la estructura cerebral en un periodo de tiempo.

La literatura que ha identificado la depresión tardía como un marcador de riesgo para Alzheimer es vasta. Por su parte, la ansiedad ha tendido de forma histórica a ser incluida bajo esta rúbrica de depresión en psiquiatría. La depresión se evalúa rutinariamente en el seguimiento a pacientes en la clínica de memoria, la ansiedad no siempre.

“Nuestros hallazgos sugieren que los médicos deberían examinar de forma rutinaria la ansiedad en personas con problemas de memoria ya que esta condición indica que están en gran riesgo de desarrollar Alzheimer", explicó la doctora Linda Mah, investigadora principal del estudio.

“Aunque no existe evidencia publicada que demuestre si los tratamientos farmacológicos usados en psiquiatría para la ansiedad pueden ser útiles para el manejo de sus síntomas en personas con DCL o en la reducción de su tendencia al Alzheimer, creemos que lo más recomendable es un programa para el manejo del estrés. Hay investigaciones que se centran en este tema y prometen mucho”, añadió la investigadora.

El estudio accedió a los datos poblacionales de la Iniciativa de Neuroimagen de la Enfermedad de Alzheimer para analizar la ansiedad, la depresión, así como los cambios estructurales y cognitivos del cerebro en 376 adultos, entre 55 y 91 años de edad en un periodo de tres años. Dichos cambios fueron monitoreados cada seis meses. Todos los adultos tenían un diagnóstico de DCL amnésico y un bajo puntaje en la escala de calificación de depresión, lo cual indicó que los síntomas de ansiedad no eran parte de la depresión clínica.

El estudio Baycrest brinda evidencia importante de la ansiedad como un "factor predictivo" de si una persona con DCL puede, o no, desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Los estudios han demostrado que la ansiedad en DCL se asocia a concentraciones anormales de los niveles de proteína amiloide y tau en el líquido cefalorraquídeo, ambos biomarcadores de Alzheimer. La depresión y el estrés crónico también se han relacionado con un volumen más pequeño del hipocampo y un mayor riesgo de demencia.

Visto 2368 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.