Viernes, 08 Junio 2018 08:01

PROBLEMAS DE SATURACIÓN DE OXIGENO

Valora este artículo
(0 votos)

Saturación

Os comentábamos hace un par de semanas lo complicada que está siendo esta primavera para los alérgicos y asmáticos, muchas lluvias y gran cantidad de polen, dificultan la respiración, una de las consecuencias principales de los problemas respiratorios es que se baja la saturación de oxígeno, hoy os explicare un poco sobre ella y la importancia de mantener unos buenos niveles de oxígeno en sangre

La saturación de oxígeno es la medida de la cantidad de oxígeno disponible en sangre con un valor normal es de entre un 95% y un 100%, se mide en porcentaje ya que representa lo lleno que va el eritrocito de oxígeno.

Su medición se realiza con un aparato llamado pulsioxímetro o saturímetro. Se trata de un dispositivo que se sujeta en el dedo o la oreja del paciente y mediante infrarrojo, a través de la piel del paciente, lee pequeños cambios en el color de la sangre, lo que a su vez proporciona una estimación inmediata de la saturación de oxígeno en la sangre. Debemos prestar atención a los problemas de circulación periferia, puesto que un pulso deficiente da valores bajos de la saturación.

Los pacientes con niveles de oxígeno en sangre por debajo de 90% (saturación de oxígeno baja) se considera que tienen hipoxemia, y un nivel de oxígeno en la sangre por debajo del 80% se conoce como hipoxemia severa. La hipoxemia es peligrosa por ocasionar déficit de entrega de oxígeno a los tejidos, cuando estos tejidos se encuentran siempre con un aporte deficitario puede provocar muerte celular.

 

En estados más avanzados de la enfermedad de Alzheimer encontramos valores más bajos de saturación, bien sea por la falta d movimiento activo, por problemas de circulación sanguínea o de intercambio gaseoso a nivel pulmonar, si además le sumamos alergias o resfriados tan propios de esta primavera, estamos en una situación complicada.

¿Cómo podemos saber si nuestro familiar esta con una baja saturación?

El primer síntoma es la falta de aliento, se fatiga con gran facilidad, la presencia de color azulado en los labios y en la punta de los dedos son otros claros signos de un aporte deficitario de oxígeno y si la desaturación persiste en el tiempo provoca dolores de cabeza y desorientación.

 Si sospechamos que nuestro familiar puede estar desaturando debemos acudir al médico que realizara las pruebas oportunas y nos dará las indicaciones a seguir.

Mientras tanto podemos mantener activa la capacidad funcional:

-      Realizaremos paseos frecuentes sin provocar fatiga

-      En la medida de lo posible realizaremos ejercicios de fisioterapia respiratoria, adaptados a la capacidad cognitiva del paciente

-      Una buena alimentación e hidratación es también importante. Sobretodo la hidratación, para evitar secreciones espesas

 - El uso regular de nebulizador limpia y mantiene hidratado el árbol bronquial, facilitando no solo la expectoración sino previniendo infecciones y patologías respiratorias.

 Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”)

Visto 102 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.