Imprimir esta página
Viernes, 13 Junio 2014 09:23

ARTROSIS EN MANOS Y DEDOS

Valora este artículo
(2 votos)

Seguimos explorando las distintas articulaciones afectadas por artrosis, esta semana os hablamos de la artrosis en manos y dedos. Es mucho más frecuente en mujeres de 50 años que en hombres, con una componente genética bastante marcada, aunque puede aparecer en jóvenes provocada por fracturas o luxaciones repetitivas en deportistas.

Generalmente los síntomas empiezan en una sola articulación, el dolor se acompaña de un brote inflamatorio que mejora con el reposo y aumenta con el inicio del movimiento, sobre todo después de un periodo de inactividad. El paciente va a sentir rigidez en las manos después del reposo prolongado, que no suele durar más de 15-30 minutos.

Debido a la destrucción del hueso, las alteraciones de los ligamentos, tendones y cápsula articular, y a la contractura muscular se produce una deformidad, estos nódulos en la articulación limitan mas los movimientos y dificultan realizar movimientos complejos.

Vamos a diferenciar las artrosis de las distintas articulaciones de la mano, aunque no es raro encontrar varias de ellas en una misma persona

Artrosis de las interfalángicas distales

Es la más típica. Los pacientes notan un engrosamiento lento y progresivo de estas articulaciones interfalangicas distales hasta formar los denominados nódulos de Heberden. Estos nódulos al inicio suelen cursar con inflamación de la zona, con dolor y enrojecimiento, aunque a medida que avanzan el dolor es más tolerable quedando instaurada la deformidad y la limitación de la articulación.

 

Artrosis de interfalángicas proximales

Se produce una deformidad y tumefacción de estas articulaciones, los nódulos de Bouchard.una vez instaurada la deformidad y con el tiempo las molestias casi desaparecen, y la mano vuelve a ser capaz de realizar  tareas básicas.

Artrosis de metacarpofalángicas

La artrosis en los nudillos, conocida también como artrosis de Missouri ,  es rara, y suele darse en personas que han desarrollado a lo largo de su vida trabajos manuales.

Artrosis de trapeciometacarpiana

También conocida como rizartrosis o artrosis del pulgar. El dolor se incrementa al realizar el movimiento de la pinza con el pulgar. En ocasiones, aparece intenso dolor e inflamación que no se alivia ni con el reposo, en estos casos resulta muy útil las férulas de reposo

  ¿Cómo podemos tratarla?

Como ya os hemos comentado en post anteriores, es importante detectar los primeros síntomas para poder hacer un tratamiento precoz, realizar estiramientos y evitar esfuerzos, sobre todo durante los brotes de inflamación de la articulación.

Por la mañana, cuando la articulación amanece más rígida, nos serán de gran utilidad los baños de contraste, alternando agua fría y agua caliente y siempre terminando con agua caliente, podemos  complementarlo con una aplicación de aceite de romero en las articulaciones. También es interesante la aplicación de parafina, de venta en farmacias y parafarmacias, sobre todo cuando las deformidades óseas se han instaurado.

 En este video os mostramos una serie de ejercicios muy básicos para mantener la funcionalidad de la mano, si la rigidez es mucha se podrán hacer dentro del agua caliente, y siempre respetando el dolor.

Marina Preciado Hortigón. (Fisioterapeuta Centro de día de alzhéimer “Tierra de Barros”)

Visto 12291 veces

Lo último de Administrator

Artículos relacionados (por etiqueta)

Medios

Artrosis Artrosis