Viernes, 13 Octubre 2017 17:02

FISIOTERAPIA RESPIRATORIA EN EL OTOÑO

Valora este artículo
(0 votos)

alergia

El cambio de estación es siempre momento de riesgo para pillar un resfriado, por eso, antes de que llegue a modo preventivo o si ya ha llegado para evitar males mayores, es de gran utilidad realizar un poco de fisioterapia respiratoria. Con ella lograremos:

-        Restablecer la espasticidad del parénquima pulmonar y reexpansión costal total del pulmón que pudiera estar colapsado

-        Limpiar el árbol bronquial de secreciones

-        Mejorar la función respiratoria de zonas pulmonares que no se mueven

-        Proteger y restablecer la cinética diafragmática y costal 

Las técnicas que utilizaremos son iguales en las distintas fases de la enfermedad, solo las modificaremos y adaptaremos a nuestros pacientes según  sus capacidades físicas y cognitivas:

-        Drenaje postural: El drenaje es una técnica muy efectiva, ya que utiliza la gravedad para drenar distintas partes pulmonares, asociaremos el drenaje con clapping o golpeteo con vibraciones en la zona a drenar, resulta también muy efectivo asociar a estas técnicas aerosolterapia con mucolíticos para favorecer la viscosidad del moco y que así salga más fácilmente. Prestaremos especial atención a pacientes hipertensos o con afecciones cardiacas ya que hay posicione que aumentan la presión sanguínea.

-        Cinesiterapia respiratoria, cuyo fin principal es ayudar y enseñar al paciente a respirar con el menos gasto de energía posible consiguiendo un buen nivel de ventilación alveolar. La respiración diafragmática es la base de la cinesiterapia respiratoria, adaptaremos la complejidad de los ejercicios al estado cognitivo de cada paciente, ya que es más efectivo un ejercicio básico pero bien ejecutado que realizar movimientos más complejos pero mal realizados por su dificultad.

        Tos: una vez movilizadas las secreciones con las técnicas anteriormente descritas es de vital importancia una buena expulsión de las mismas, para ello buscaremos una tos dirigida, para que sea eficaz, productiva y no irrite

-        Importante es también el ejercicio para mantener una musculatura torácica flexible  

Es importante durante la sesión de fisioterapia respiratoria evitar el aumento de la presión arterial y el descenso de la saturación, prestando atención a los síntomas que puedan aparecer, como sudoración fría, tonalidad azulada en labios, aumento de pulso o sensación de presión en el pecho, en caso de que aparezcan nos cesaremos la actividad de inmediato.

Marina Preciado Hortigón (Fisioterapeuta Centro de Día de Alzhéimer “Tierra de Barros”

Visto 113 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.