Miércoles, 25 Enero 2017 13:14

CUANDO EL DOLOR DEL CUIDADOR LLEGA A LÍMITES INSOSPECHADOS

Valora este artículo
(0 votos)

Dolor de Cabeza

El pasado día 18 de enero tuvo lugar uno de esos sucesos que llegan al alma por lo triste y lo desgarrador del mismo. Un hombre de 78 años acabó con la vida de su mujer, enferma de alzhéimer y posteriormente se suicidó. Según se sabe, dejó una nota de despedida para sus hijos en la que pedía perdón por lo que había hecho pero reconocía que no podía soportar más el dolor de ver a su mujer vivir así, y que por seo decidió que lo mejor era que los dos murieran y fueran, palabras textuales, “enterrados juntos”.

Una triste noticia que refleja el grado de dolor, sufrimiento y desesperación que sufren a veces los familiares de los enfermos. Un grado tal de angustia que lleva a ver la muerte como la única solución, ya que vivir así a veces se hace insoportable.

Por eso es tan importante que tomemos conciencia de la importancia de tratar no solo al enfermo, sino al cuidador que sufre indirectamente la crueldad de esta desgarradora enfermedad.

 

Un hombre mata a su mujer enferma de Alzheimer y seguidamente se suicida.

• El parricida dejó una carta a sus hijos pidiendo perdón

• El cuerpo del hombre fue encontrado a poca distancia del de su mujer

¿Cuánta rabia e impotencia puede haber para llegar a estos extremos?, ¿qué desesperación llega a sentir un cuidador de una persona con Alzheimer al ver cómo va perdiendo cualidades el ser que amas tanto y con la que has convivido toda una vida?. Preguntas que nos hacemos aun sabiendo las respuestas.

El Alzheimer no sólo es una enfermedad incurable a la que hay que entregarse casi por completo, es mucho más, y durante el proceso y tiempo que dura, intervienen muchos factores, los cuales no pueden llevar nunca a estos extremos. Pero… ¿sabemos realmente la situación que estaba viviendo ésta persona?

Por más que se haga, esta patología no tiene cura ni se alberga esa esperanza como pasa con otras enfermedades, y a ello se le suma el desgaste emocional, (psicológico) aunado al desgaste físico, por lo que si uno/a siente que no puede, no debe perder ni un minuto: hay que pedir ayuda…

Es quizá ese dolor de ir perdiendo poco a poco a su esposa con todos esos momentos vividos juntos lo que hizo que este hombre tomará tan grave y dolorosa decisión, pero podrían ser muchas las causas: desesperación, soledad, abandono, aunque ninguna justificable para arrebatarse, ni arrebatar la vida a nadie.

Esta madrugada del miércoles 18 de enero Ricardo A. A. Un hombre de 78 años le ha quitado la vida a su esposa María de los Ángeles de 79 años quien padecía la enfermedad de Alzheimer y después ha cometido suicidio.

Perdón

El autor confeso, dejo un mensaje a sus hijos en el cual decía que no aguantaba más la situación y en el que les pedía perdón, según confirman fuentes de la jefatura de policía. En la cual también añadía que le dolía mucho lo que acaba de hacer y para estar sufriendo, prefería que murieran los dos y que les enterrasen juntos.

Una noticia terriblemente triste pero que ya ha sucedido en alguna ocasión.

La mujer que padecía Alzheimer se encontraba asfixiada en su cama, mientras que el hombre se ha quitado la vida ahorcandose y su cuerpo estaba tirado a unos pasos cerca de la cama.

Los hijos han llamado a los servicios de emergencia cuyos facultativos solo han podido certificar el fallecimiento de ambos, donde según un portavoz de emergencias, llevaban ya algún tiempo muertos y sin posibilidad alguna de reanimación.

Los cuerpos fueron trasladados al servicio forense de la ciudad para ser detenidamente examinados.

Fuente: El País

Visto 2131 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.